Acerca de Nosotros

Ecuador Timber Company – Recubrisa, se constituye ante todo como un aliado que provee «MADERA SECA PREPARADA» a la Industria del Mueble, el Artesano Profesional, el Constructor o Clientes que requieran la certeza de una materia prima noble y en su punto. 

Utilizamos maderas de bosques gestionados adecuadamente
que ingresan a nuestros hornos de secado, hasta alcanzar
su punto justo, para luego elaborar productos, diseñados
y pensados para durar toda la vida.

Importancia de un buen proceso de secado

El contenido de humedad de la madera se define como el peso del agua en su interior y se expresa como un porcentaje con respecto del peso de la madera secada en horno, la misma que en el caso de maderas duras o semiduras suele alcanzar el 90 a 100%, mientras que, otras maderas como la balsa, pueden alcanzar el 160% o más.
 
Para que la madera pueda ser considerada como un material óptimo para su uso, esta debe contener un % de humedad próximo al equilibrio higroscópico, es decir que la humedad de la madera debe estar acorde a dos factores: la humedad y temperatura ambiente. Este porcentaje técnico y adecuado, se ha establecido de manera internacional, en el 12% CH.
 

 

Cuando la madera  ha sido secada adecuadamente, se obtiene los siguientes beneficios:

  1. Se reduce la probabilidad de infestación de insectos, la aparición de moho y manchas, por ende el deterioro durante el almacenamiento y uso de la madera se elimina. Los hongos y las termitas no pueden crecer en maderas cuyo contenido de humedad es inferior a 23%.
  2. Se reduce el peso de la madera y aumenta sus propiedades de resistencia mecánica.
  3. Se minimiza la posibilidad de contracción de la madera.
  4. Sólo la madera relativamente seca se puede encolar, someter a acabado, labrar y tratar con químicos con buenos resultados.
  5. Se puede dar al cliente final una GARANTIA real.

Proceso

Un buen «Proceso de Secado» por lo general requiere de un «Proceso Controlado», el mismo que se lo realiza en hornos o cámaras, donde se utiliza un sistema de calentamiento con calderas, que producen un nivel de vapor y presión, que generan dos factores que se denominan «calor húmedo y seco», los mismas que se ajustan a cada gradiente que la humedad de la madera va alcanzando, hasta llegar al 12% o menos.

Con este proceso nuestra capacidad de procesamiento de secado es:

  1. Con maderas duras y semiduras, hasta 4000 tablones o 120m3 mensuales, con una humedad promedio de 12% (+/- 2%)
  2. Con maderas como la Balsa, hasta 240m3 mensuales, con una humedad promedio de 8% (+/- 2%).